Grupo Oroño

Gupo Oroño

¿Cómo prevenir la Muerte Súbita en el Atleta?

El Síndrome de Filipides, tal como se conoce a la muerte súbita en el atleta, puede ser producto de un exceso en la intensidad y duración de la actividad física o por la presencia de patologías conocidas o desconocidas por el paciente.

Dr. José Luis Imhoff - Cardiólogo - Sanatorio Parque

Nos relata la historia griega que Filipides fue un profesional ateniense en carreras de larga distancia. Cuenta Plutarco que le fue encomendada la tarea de informar a loa atenienses de la victoria obtenida por sus ejércitos contra los ejércitos Persas en Maratón- (existen otras versiones históricas). Entre ambos puntos existe una distancia cercana a los 40 Km. Luego de tamaño recorrido y ulteriormente de informar a las autoridades, el atleta cayó muerto. Este acontecimiento a no dudar marcó el éxito político que ulteriormente tuvieron las ciudades griegas y su forma de gobierno: la democracia.

En menor medida también registró para la historia dos acontecimientos de menor jerarquía pero perdurables:

Uno: El filólogo Michel Bréal fue el que, inspirándose en los relatos sobre Filípides, propuso a Pierre de Coubertin la celebración de una carrera llamada maratón dentro del programa de los modernos juegos olímpicos. La longitud moderna de 42.195 metros data de los Juegos Olímpicos de Londres 1908.

El otro: Que a la muerte súbita del atleta se la conoce como síndrome de Filipides.

De la leyenda sobre Πηειλιππιδεσ ( Filipides) surgen dudas si el ejercicio extremo, efectuado en condiciones ambientales normales, puede causar muerte súbita de individuos normales y bien entrenados. De este grupo, se excluirían atletas o deportistas, que se creía sanos, y que padecen enfermedades subclínicas que pueden ser causa de muerte súbita.

FATIGA, AGOTAMIENTO Y MUERTE SÚBITA
Supongamos que Πηειλιππιδεσ (FILIPIDES) gozaba de cabal salud. ¿Pudo el ejercicio intenso causarle la muerte? La carrera de Maratón requiere gran esfuerzo, donde ocurren dramáticos cambios fisiológicos que pueden conducir a la fatiga aguda, definida como el conjunto de cambios que experimenta el organismo cuando se encuentra sometido a condiciones extremas de esfuerzo físico y que lleva inexorablemete a la pérdida del equilibrio fisiologico de las sustancias que componen su organismo a este equilibrio se lo denomina homeoestasis. La fatiga aguda o fisiológica aparece en un momento crítico ante el esfuerzo extremo.

Los atletas altamente motivados, como Πηειλιππιδεσ (Filipides), presentan mayores riesgos de fatiga aguda, dado que tienden a desarrollar esfuerzo intenso, más allá de los límites del organismo, por más preparado que se halle y durante mayor tiempo. Πηειλιππιδεσ lo estaba. Pero, tan malo es el defecto como el exceso de entrenamiento o la insuficiente recuperación. El trabajo excesivo provoca serios trastornos funcionales: del sistema nervioso central y periférico (depresión de la actividad neuromotora, desacople electromecánico en placa neuromuscular, depresión de la excitabilidad); del aparato muscular (trastornos en la contractilidad por desequilibrio iónico de sodio y potasio, por pérdida de proteínas contráctiles y por alteraciones del Ca++ o ATP); del sistema inmunitario (depresión del sistema autoinmune); del corazón (decremento de la función ventricular por arritmias y trastornos de la conducción eléctrica); del metabolismo (elevación del lactato y del amoniaco séricos, hipoglicemia, hiponatremia,disminución del metabolismo basal, del pH, del glucógeno y del umbral anaeróbico, deshidratación); del sistema hematológico (anemia, linfopenia, hipocalcemia); del aparato pulmonar (disminución en el consumo de oxígeno máximo, hiperventilación y aumento del costo ventilatorio).

Muchas de estas alteraciones, por graves que sean no provocan muerte súbita, sino pérdida de la salud, la posterior postración y deceso por insuficiencia multiorgánica, que permite la sobrevida varias horas o días después de la aparición de los primeros síntomas. La única forma de recuperacion de la fatiga aguda es el reposo y la incorporación al organismo de las sustancias que supuestamente se han perdido.

Hay dos órganos cuya disfunción está relacionada con la muerte súbita: cerebro y corazón. Entre los porcentajes se habla para la primera causa en un orden del 82 % y cerebral del 7 %. Existen también causas respiratorias en el orden del 3 % y a las otras causas las denominamos inexplicables.

Entonces podriamos decir abreviando que existe la posibilida de una muerte súbita como consecuencia de un exceso en la intensidad y duración de la actividad física (como así también influyen las condiciones climáticas y el horario durante el cual se realiza) y otra causa la presencia de patologías conocidas o desconocidas por el paciente que en determinadas condiciones aumenta la posibilidad de sufrir una muerte súbita. Y tambien existe las que mezclan ambos conceptos.

La muerte súbita se describe como la que ocurre dentro de las primeras horas que aparecen síntomas (algunos especificos y otros inespecificos) y es lógicamente natural, espontánea y no esperada. Es por ello que tiene una gran repercusión social e indefectiblemente se la define como una desventura que sorprende y paraliza.

Existen patologías más frecuentes capaces de producir M.S. como Cardiopatía isquémica, miocardiopatías, enfermedades infiltrativas, prolapso mitral, alteraciones electrolícticas, por mencionar algunas de ellas. Pueden ser adquiridas y otras son congénitas hereditarias y familiares.

PREVENCIÓN Y DIAGNÓSTICO
Esta tragedia es muchas veces evitable, fundamentalmente con CORDURA y CONOCIMIENTO

Cordura por parte del paciente del coach, del preparador físico y conocimiento por parte del médico.

Estadísticas demuestran que entre 8 y 12% de las muertes que ocurren son muertes súbitas y de éstas el entre el 80 y 90% son de carácter cardíaco.

Tales patologías son detectables con exámenes clínicos donde la HISTORIA CLINICA impecablemente realizada cumple un rol fundamental; estos exámenes deben ser de acuerdo al paciente y su actividad : pre competitivos intracompetitivos y post competitivos acompañados por métodos complementarios que van desde: la epidemiologua, el laboratorio, la radiografia de torax, el electrocardiograma, la prueba de esfuerzo graduado (ergometria), el ECG de 24 hs (Holter), el ecocardiograma, para pasar en caso de dudas a estudios de mayor complejidad como son la resonancia magnética, el espect cardiaco en reposo y esfuerzo, la tomografía multislice y los estudios electrofisiologicos y el cateterismo cardiaco.

La eficiencia y eficacia de todos ellos obedecen a la correcta y oportuna indicación e interpretación de todos los resultados, dependiendo absolutamente de la capacidad del operador y de la calidad del equipo utilizado.

Ningún Test debe dejar dudas. Si las hay deben aclararse con mayor profundidad en los estudios.

Todos los estudios realizados utilizando esta moderna tecnologia han producido enormes adelantos en la prevención de esta especial tragedia, pero insisto: como todo en medicina depende de la oportuna consulta y en ella de una correcta historia clínica donde el lugar de nacimiento (epidemiologia), la historia familiar, los antecendentes personales, los medicamentos que consume y el tipo de actividad que realiza, (desde cuanto tiempo la realiza y si fuera posible el lugar y las condiciones climática imperantes), deben estar perfectamente incorporados.

Hoy el tema de medicamentos que consume un atleta o simplemente un aficionado ocacional son todo un capítulo. Solamente quiero referirme a los que entran dentro del dopaje farmacológico, los de actividad terapeutica, los de actividad preventiva, los reparadores de la fatiga y los suplementos- Salvo los primeros, prohibidos por todas las legislaciones del mundo, los otros pueden ser utilizados siempre y cuando sean detallados perfectamente a los profesionales que los asiste y estos den el visto bueno para su administración.No solamente son un serio inconveniente los efectos adversos de cada uno sino las interacciones entre ellos.

Sensatez en el participante, en las exigencias atléticas, en definir exactamente por qué y para qué se consumen medicamentos, en la obtención y en el análisis de los datos obtenidos del paciente son indispensables para prevenir este síndrome.

La presencia de personas capaces de actuar inmediatamente (menos de 3 minutos de hipoxia) con los conocimientos y elementos adecuados (cardiodesfibriladores fundamentalmente) son parte importante de la recuperación de estos eventos.

Sin medidas de contención, sobreviven a este evento apenas 5 a 6% de las víctimas, en tanto que con intervenciones precisas y en tiempos óptimos es posible salvar hasta el 75% de los pacientes.

Prevenir, tratar y rehabilitar de eso se trata este dilema medicio actual.

Ver todas

 

 

 

Prestadores

Así como el Boulevard Oroño es la vía de acceso más importante a la ciudad de Rosario, el Grupo Oroño es la unión de los Centros Médicos de atención más importantes de la ciudad de Rosario y su región.

Ver Integrantes