Grupo Oroño

Gupo Oroño

Osteoporosis, la enfermedad silenciosa

La Desintometría Ósea es una herramienta segura, que permite diagnosticar esta patología y detectar las fracturas vertebrales.

Dra. Silvana Di Gregorio. Médica endocrinóloga. Médica Colaboradora del Departamento de Densitometría ELAS. Grupo Oroño.

 

La osteoporosis es una enfermedad que produce debilidad (fragilidad ) ósea, volviendo a los huesos más propensos a las fracturas. A partir de los 35 años se inicia la pérdida de pequeñas cantidades de hueso, en muchos casos debido a múltiples enfermedades ( enfermedad celíaca descompensada; hipertiroidismo; insuficiencia renal, trastornos hormonales como la ausencia de menstruaciones por largos períodos), tratamientos ( como los corticoides) o hábitos de vida sedentarios. Todos estos factores incrementan la pérdida de hueso ocasionando osteoporosis a una edad más precoz. Puede afectar a personas de cualquier edad, pero es más común entre las mujeres post-menopáusicas.

 

 

Mientras los huesos se van debilitando no hay síntomas, motivo por el cual se la llamó “Silenciosa”. Puede pasar desapercibida durante muchos años hasta que finalmente se manifiesta con una fractura.
La osteoporosis podría ser la causa de que una de cada dos mujeres y uno de cada cuatro hombres mayores de 50 años se rompa un hueso en algún momento de su vida.
La fractura de cadera es más frecuente en personas de edad más avanzada y puede ocasionar cambios en la calidad de vida al comprometer un hueso de una articulación importante en la bipedestación y movilización del individuo. La fractura vertebral puede asociarse a alteraciones respiratorias, como consecuencia del aumento de la curvatura (xifosis-joroba-). La fractura de muñeca es la que menos secuelas produce pero puede asociase con una disminución de la movilidad y prensión de la mano afectada. En todos los casos, el factor dolor es un componente que puede estar presente en grado variable y ocasionar una incapacidad producida por la limitación consecutiva al mismo.
Por lo tanto, el objetivo esencial es diagnosticar la enfermedad de forma precoz antes de que se produzca una fractura.

 

 

Un diagnóstico acertado y seguro
La medición de la masa ósea por densitometría permite el diagnóstico de OP en individuos asintomáticos, o sea previo a la aparición de fractura. Es la técnica considerada en la actualidad de “referencia” para la valoración de fragilidad ósea y diagnóstico de osteoporosis. La Densitometría (DXA) ofrece información sobre la densidad mineral ósea (DMO) en la columna lumbar y fémur proximal; si bien se pueden medir otras regiones, son los dos sectores que padecen las fracturas clínicamente más importantes.
Los resultados se comparan con valores de referencia recogidos de población normal. Así, siguiendo los criterios de la Organización Mundial de la Salud -OMS- se pueden tener tres resultados posibles: normal; densidad mineral ósea baja ( antiguamente llamada osteopenia) y osteoporosis; reconociendo así a las personas con riesgo, para que realicen un tratamiento específico y evitar las consecuencias (fracturas).
Las exploraciones DXA son muy seguras. A pesar que la técnica de medición se basa en la aplicación de los Rayos X, el sistema es diferente a las radiografías. La dosis de irradiación a la que se somete con la técnica DXA es mínima y muy inferior a las radiografías convencionales. La dosis estimada para cada estudio es de 0,0082 mSv, que es aproximadamente 5 veces menor que la dosis de radiación natural a la que se ve sometido una persona cuando realiza un viaje en avión (0,04 mSv). No se requiere preparación alguna.
Concluyendo podemos decir, que la densitometría ósea en su uso convencional permite diagnosticar pacientes con alteración de la masa ósea susceptibles de padecer una fractura con un traumatismo de bajo impacto, a los que el tratamiento adecuado puede revertir esta condición. Además, a partir de controles periódicos, es la herramienta disponible para controlar la respuesta terapéutica, saber si un tratamiento e eficaz o no, como así también la evolución ( mejoría o empeoramiento) de enfermedades o tratamientos que afecten la masa ósea, como los corticoides.
Adicionalmente, los equipos más sofisticados no sólo miden la cantidad de masa ósea (densidad mineral) sino que permiten realizar, en el mismo momento, mediciones complementarias que aportan una valiosa información al médico.

 

 

La vertebras, cuando se evalúan en proyección lateral ( de costado) semejan un rectángulo uniforme. Cuando se produce un cambio en la estructura, se vuelve frágil, se quiebra el rectángulo y cambia según el sector que se vence o quiebra. Aparecen entonces vértebras en forma de moño o en cuña. Habitualmente cuando una vértebra se fractura, duele, pero a veces, no. Se puede sospechar cuando disminuye mucho la altura, más de 4cm de lo que se medía en la juventud. La importancia de esto radica en que una fractura aumenta el riesgo a padecer otra a lo largo de la vida.

 

 

Los equipos de última generación puede evaluar la forma (morfología) de las vértebras en la columna dorso lumbar y así diagnosticar cambios sugerentes de fractura. Este estudio se denomina Valoración de Fractura Vertebral (VFA). La identificación de fracturas vertebrales no registradas previamente permite realizar un adecuado diagnóstico, establecer el riesgo real de fracturas e identificar a aquellos pacientes que se beneficiarían con el tratamiento farmacológico.
Por lo tanto un simple estudio que no lleva más de unos pocos minutos, que es seguro (permite el uso en niños) , que no requiere ninguna preparación especial, es la herramienta para diagnosticar osteoporosis, fracturas vertebrales y controlar los tratamientos a mediano y largo plazo.

Ver todas

 

 

 

Prestadores

Así como el Boulevard Oroño es la vía de acceso más importante a la ciudad de Rosario, el Grupo Oroño es la unión de los Centros Médicos de atención más importantes de la ciudad de Rosario y su región.

Ver Integrantes