Grupo Oroño

Gupo Oroño

Alta demanda ¿Llevamos los chicos a la guardia?

Pediatría - Recomendaciones para hacer un uso responsable de los servicios de emergencia

Dr. Rafael Lopez Azcurra - Pediatra – Sanatorio de Niños

Llega el invierno y comienza un periodo muy particular que todos los médicos, especialmente los pediatras, conocemos muy bien. En efecto nos preparamos física y mentalmente para sobrellevar la alta demanda de consultas invernales. Así, nuestras salas de espera de  guardia se encuentran tan abarrotadas de gente como de gérmenes patógenos esparcidos en el aire, en picaportes, en sillas, etc. Y en ese espacio, los pacientes que esperan se transforman en INpacientes a medida que el tiempo transcurre.

Las demoras a pesar del esfuerzo médico son de horas y, por más buena estrategia que haya en salud, siempre la demanda termina superando nuestro accionar y no precisamente por la cantidad de urgencias que tenemos sino por el gran número de consultas banales que pudieron ser evitadas y que solo hacen que se demore la atención de los que realmente lo necesitan.

En estas líneas intentaré verter una serie de consejos a fin de que utilicemos en forma responsable los servicios de emergencia.

En primer lugar, se debe contar con un pediatra que esté a la altura de nuestra demanda, o sea si yo tengo mi hijo enfermo debo tener la certeza que él me podrá atender en su consultorio aunque no tenga turno (en esta época ningún pediatra  tiene turno). En segundo lugar, si mi cobertura social tiene como servicio la videoconsulta con pediatras,  debo aprovechar este beneficio al máximo. En muchos países las videoconsultas han demostrado ser  una herramienta eficaz a la hora de establecer un triage y determinar si uno debe concurrir a la guardia o puede esperar a su pediatra  al dia siguiente.

¿Cuándo debo concurrir a la guardia?

Parecería que la asistencia a la guardia, se resume en “cuando uno no lo ve bien a su bebé”.  Aunque parezca una razón muy subjetiva, solo el pediatra determinará si es solo la visión de padres o realmente el bebé no está bien.

  • Fiebre Alta

Ahora bien , la mayoría de las veces no es ésto, sino otros síntomas los que llevan a la consulta que bien podrían esperar en casa y no someterse a la jungla patógena de una guardia. Por ejemplo,  la mencionada frase: “No le puedo bajar la fiebre”, a lo que debo decir que no hay ninguna obligación en bajar la fiebre;  la fiebre es un excelente mecanismo de defensa que activa nuestro sistema inmunológico y disminuye la multiplicación de agentes infecciosos.  La fiebre no da convulsiones, los chiquitos que convulsionan con la fiebre ya nacen con esta predisposición genética  (2% de la población) que se trasmite de forma hereditaria.

  • Tos

Otra consulta muy frecuente que puede ser diferida es la consabida Tos. La tos que no tiene fiebre o agitación carece de trascendencia a la hora de consultar a una guardia. Solo si esta se acompaña de dificultad para respirar o de fiebre elevada (mas de 38,6°) o cianosis (cuando durante la tos los labios o el rostro se ponen violáceos) entonces SI deberemos concurrir a la guardia.

  • Agitación y Broncoespamos

La agitación, bien conocida por mamás de niños que sufren broncoespamos a repetición, siempre es motivo de angustia en ellas y por consiguiente consultas a la emergencia.  En tal caso una forma de aconsejar a esas madres acerca de cuando recurrir a la guardia está bien establecida por tres parámetros que se puede identificar fácilmente: el estado de ánimo del niño, su alimentación, y su descanso. En este sentido, si el niño juega, sonríe, toma bien la leche, puede descansar, es evidente que es  una agitación que puede esperar a su pediatra de cabecera. Ahora si el niño se muestra fastidioso, no se alimenta bien, no puede descansar, está claro que debe recibir atención médica inmediata.

  • Lesiones en la piel

Por último, todas las lesiones de piel que no sean extensas, no tengan dolor y no se acompañen de fiebre, deben evitar la guardia.

El Pediatra de cabecera sigue siendo es eslabón primordial en la atención de un niño.

Estamos en una época ideal para evitar las guardias.

Pero si las dudas lo carcomen o la angustia lo supera… ahí estamos firmes las 24hs los 365 días del año.

Ver todas

 

 

 

Prestadores

Así como el Boulevard Oroño es la vía de acceso más importante a la ciudad de Rosario, el Grupo Oroño es la unión de los Centros Médicos de atención más importantes de la ciudad de Rosario y su región.

Ver Integrantes