Noticias

Pandemia y tabaco
26 mayo, 2020

Pandemia y tabaco

La pandemia por Covid 19 nos ha enfrentado a todos con la amenaza de la enfermedad y la muerte, como nunca antes.

Las medidas que debieron adoptarse para evitar el contacto con el coronavirus, enormemente contagioso, paralizaron de una manera inédita al mundo, para literalmente encerrar en sus casas a la gente, a pesar de los gravísimos inconvenientes laborales y las inevitables consecuencias económicas de tal conducta, que dejó, entre otras cosas miles de empresas sin actividad y mucha gente sin trabajo ni ingresos económicos. Fuimos azorados testigos televisivos de imágenes de fosas comunes para las víctimas, no en África o Tahití sino en Nueva York, vimos imágenes escalofriantes de médicos enfundados en ropas de aislamiento, no en el National Geographic sino en CNN en Milán, Madrid o París.

Promovimos entonces el aislamiento social en defensa de potenciales víctimas de la infección sobre todo en los grupos de alto riesgo, integrado por adultos mayores, ancianos, diabéticos, obesos, fumadores e hipertensos, dado que la experiencia internacional, los señalaban como quienes registraban el mayor número de casos fatales.

El Covid 19 produce, como manifestación predominante en este grupo, una afectación infecciosa pulmonar gravísima, causante de la muerte de muchas de sus víctimas por el desarrollo de una insuficiencia respiratoria terminal, que evoluciona en días durante los que se produce un daño pulmonar masivo acompañado de un proceso inflamatorio generalizado y desproporcionado, con afectación multiorgánica fenómenos de trombosis pulmonar, vascular periférica cerebral y coronaria.

Se encuentra claramente demostrado el incremento de morbilidad y mortalidad en los fumadores afectados por Covid-19.

¿Qué hace entonces la industria?

Una noticia que se ha difundido, entre tantas: “Un estudio muestra que la nicotina podría proteger del coronavirus”.

“Los médicos del mayor hospital de París se sorprendieron por la escasa incidencia de la enfermedad entre los fumadores. Hacen hincapié en una menor incidencia de Covid -19 en cárceles y establecimientos psiquiátricos con estadísticas procedentes de centros donde la mayoría de los infectados son no fumadores”

La noticia, imperceptiblemente sorprende con titulares como: “Fumar podría proteger del Coronavirus…”

Instalan así, la idea de que fumar podría no ser tan malo, aún en circunstancias tan particulares como las actuales.

Según datos del propio sector, la industria emplea a 200.000 personas en forma directa en todo el país y cerca de 1 millón en total.

En resumen, a pesar de que el virus ocasione una enfermedad que se contagia más fácilmente entre los fumadores, de que el órgano más frecuente y gravemente afectado sea el pulmón y de que los fumadores formen parte del grupo de riesgo por su peor evolución, al cursar la enfermedad, una noticia falsa, con escasa plausibilidad biológica, una dudosa observación no comprobada, aún no publicada en ninguna revista científica ni sometida a análisis estadístico serio alguno, desvía la atención de los fumadores, ahora preocupados por la escases del producto y el consiguiente aumento de precio.

Lo dejamos a usted, lector, con una aclaración: las tabacaleras no quieren ayudarlo, nunca quisieron hacerlo, no están preocupados por usted, para ellos, usted es nada más (y nada menos) que un cliente. Es cierto, que como tal, usted sí les preocupa, porque temen que usted y otros muchos, dejen de fumar y que con menos fumadores, disminuyan las astronómicas ganancias que obtienen de quienes, empujadas por la adicción, recorren todos los días, el trayecto que haya que recorrer y pagan el precio que haya que pagar para adquirir el veneno que ellos venden.

Deje de fumar que se puede. Haga de la pandemia un trampolín positivo. Hoy es posible hacerlo también con ayuda, a través del Tratamiento Antitabaco a distancia que resulta altamente efectivo. Invierta el tiempo del cual dispone en cambios útiles y beneficiosos para mejorar su salud y la salud de su entorno.

Dr. Carlos Lorente | Ps. Cristina Paz | Programa antitabaco del Grupo Oroño


Día Mundial sin Humo de Tabaco

El 31 de Mayo es el Día Mundial sin Humo de Tabaco, instituido por la Organización Mundial de la Salud, con el objetivo que entidades, profesionales de la salud y Medios de Comunicación promuevan la concientización de parte de la población acerca de los graves perjuicios que produce el consumo de Tabaco y de los beneficios de abandonarlo.

El jueves 28 de mayo, de 19 a 20 horas se llevará a cabo una charla virtual abierta a la comunidad “FUMAR Y PANDEMIA”. Se dictará a través de la Plataforma de Facebook del Instituto Cardiovascular Rosario, de forma gratuita.

En la misma se abordará como temas:

  • La importancia de no fumar en el contexto actual de pandemia
  • Consejos acerca de cómo lograrlo.
  • Los disertantes son el Dr. Carlos Lorente y la Psicóloga Cristina Paz – Profesionales del PROGRAMA ANTIABACO DEL ICR. El objetivo es concientizar a la población de la importancia de cuidar la salud evitando un factor de riesgo tan importante como lo es el Tabaquismo.

Para participar de la misma los interesados deben seguir al Facebook del instituto Cardiovascular Rosario.

Compartir

[viewBag] == viewBag; } ?> ==